Gemma Knowles: telepatía con animales
«Es algo que ya hacemos todos
inconscientemente
3-6-2010
Gemma Knowles: telepatía con animales

Licenciada en empresariales y en psicología, Gemma Knowles Utrilla, 38, cura animales con acupuntura, reiki y flores de Bach.
Esta inglesa de madre española residente en Castelldefels, es vicepresidenta de la Fundación Trifolium, dirige el santuario del Garraf, Canópolis, con 100 perros y 37 gatos abandonados, y una finca con cuatro caballos en Llagostera.
Este viernes, a las 19’00h, hablará en Centre El Camí (Escola Pia, 15) de «Comunicación telepática con animales»

.
¿Me presenta a su amigo?
Este es Guizmo, un cruce de pastor catalán.


Póngame un ejemplo de curación energética de un animal.
La acupuntura es fantástica para los perros con artrosis, especialmente en la cadera. Yo los he visto salir corriendo en pocas sesiones.


Otro.
Gatos. Sufren mucho de gengivits, pero responden tan bien al reiki y flores de Bach que enseguida vuelven a comer con encías sanas.


¿Hablamos de telepatía?
Hablamos.


¿Cómo vamos a comunicarnos telepáticamente con animales si no podemos hacerlo ni entre nosotros?
Precisamente porque ellos conservan todavía esa capacidad para percibir extransensorialmente que nosotros hemos perdido por culpa de la razón.


¿Me lo explica?
Es mucho más sencillo de lo que parece. En realidad es algo que ya hacemos todos inconscientemente.


¿No hay que ser guru ni espía ruso?
No. Nuestro organismo está aún dotado de esa capacidad. Pero tenemos que despertarla.


¿Puede hacerme ahora una demostración con Guizmo?
No. Esto no es como coger el teléfono, marcar un número, esperar a que el otro se ponga y tener una charla.


¿Entonces cómo es?
Es a otro nivel. Un poco más caótico.


¿Cuál es la técnica?
Me relajo, respiro profundamente, me concentro en el animal y le toco con la mano si le tengo cerca o miro una foto suya si está lejos.


Hasta ahí parece fácil.
A partir de ahí hay que usar un «músculo» que no tenemos muy desarrollado: la intuición. Cuando confías en ella, te llegan imágenes, sensaciones, palabras...


¿Es él que nos habla?
Sobretodo no has de filtrar lo que te viene con la razón. Eso lo estropea todo. Nada de pensar «eso son imaginaciones mías».


¿Qué dice por ejemplo Guizmo?
Guizmo tiene un soplo en el corazón y cuando lo descubrimos me comuniqué con él y me hizo saber que se sentía aislado y menos querido que los demás perros de la casa. Su dolencia era falta de cariño.


¿Y està usted segura de que eso se lo dijo él?
No tengo la menor duda. Tuve la sensación clara de «tengo el anhelo de ser más especial para tí».


¿Desde entonces le mima más?
Soy más consciente de él.


¿Y eso le ha curado?
Eso, un tratamiento de medicina convencional y reiki porque Guizmo las agujas no las tolera. Hace tres meses estaba a punto de morirse y ahora míralo.


¿Qué suelen comunicar?
Deseos o quejas o consejos. Son mucho más que nuestras mascotas. Son nuestro guías.


No la sigo.
Pueden hacernos tomar caminos distintos. Si ven que nos desviamos, ellos tienen maneras para reconducirnos hacia la misión para la que hemos nacido.


¿Por ejemplo?
Las cuatro perras de Canópolis que pudimos curar con acupuntura me ayudaron a cambiar totalmente el planteamiento de nuestro refugio.


¿Su enfermedad es el mensaje?
Su enfermedad o su comportamiento. Muchas veces son nuestro espejo y contraen nuestra enfermedad para que veamos cómo ellos se curan.


¿Y todo eso sólo lo sabe usted?
Y cientos de miles de personas en Alemania, Inglaterra, Francia... En EEUU se estudia desde hace años la carrera de Animal Comunicator.


¡Salud Guizmo!

SIEMPRE MARITA
Gemma Knowles se reconoce alumna devota de la pionera española en acupuntura de animales, la sabadellense Marita Casasola.
«Ella fue el principio de todo, dice Gemma Knowles, teníamos que sacrificar cuatro perras del refugio, completamente paralíticas por el moquillo. Pero las llevamos a Marita como último recurso. En cuanto las vi correr de nuevo a las cuatro, aluciné y decidí investigar a fondo las terapias energéticas en animales».