HÉCTOR PEÑAFIEL, ECUAVOLLEY
«Es el orgullo nacional
de los ecuatorianos»
9-3-2010
HÉCTOR PEÑAFIEL, ECUAVOLLEY

..Como su nombre indica, el Ecuavolley és el volleyball que se juega en Ecuador. Pero no sólo eso. Es también el deporte nacional que los ecuatorianos emigrantes exportan con orgullo por todo el mundo. En Sabadell hay medio centenar de practicantes.
El oficial de obra, Héctor Peñafiel Sigüenza, 24, nacido en Portobelo (Ecuador), sabadellense desde el 2002 («me reagruparon») y ex-estudiante del IES Pau Vila, es el principal responsable del Ecuavolley en Sabadell.


¿Bajáis la red porque los ecuatorianos sóis más bajitos?
Al revés. Nuestra red es más alta.
Vaya, pues sí que estaba yo mal informado.
Nosotros la red la ponemos a 2’75, es decir, más alta que el volley playa y que el olímpico.
El campo sí es más pequeño.
La cancha es de 9 x 9 metros, pero porque sólo hay tres jugadores por equipo.
La pelota parece de fútbol.
Es de fútbol número 5. Es más dura y pesa más que la del volley normal.
Más diferencias.
Hay cambios. No empiezas a sumar puntos hasta que estás sacando tu. Los partidos son más largos que los de volley playa.
¿Qué más?
No se puede bloquear la pelota, es decir, saltar junto a la red justo enfrente del rival. También puedes sostener la pelota en la mano un poco más, pero sin pasarse.
¿Es más divertido?
Si te digo la verdad, nunca jugué a los volley de playa o normal.
¿Quiénes sóis aquí ahora mismo?
Como esto es la Fiesta Latina de Sabadell han venido a jugar Ecuavolley amigos de Barcelona, de Zaragoza y hasta de Madrid.
¿Os juntáis a menudo?
Cada fin de semana cada quien viene con su equipo para practicar. O nosotros vamos a otros lugares.
¿Por ejemplo?
Yo he estado en Murcia, Valencia, Madrid y hasta en Alemania.
¿Cómo se llama tu equipo?
Institución Sabadell, pero en Sabadell hay por lo menos 15 equipos.
¿Todos de ecuatorianos?
Sí, todos.
¿No aceptáis jugadores de otros países?
Sí... pero... es que el que no ha jugado antes. A veces jugamos con paraguayos pero...
...pero qué?
Ellos están acostumbrados al volley playa que es muy diferente.
Ya veo: es cosa de orgullo nacional.
Sí porque llevamos el ecuavolley a todo el mundo. Donde hay ecuatorianos hay ecuavolley, eso seguro.
¿Qué os gusta tanto?
Es la única distracción que tenemos aquí. Nos pasamos todo el día trabajando y por fin cuando llega el fin de semana podemos hacer algo de nuestro país.
Trabajar hoy en día es una suerte.
Lo sé, pero yo trabajo a las 7 de la mañana, plego a las 7 de la noche y no llego a casa hasta las 9. Prefiero esto a la discoteca.
Hay competición, categorías...
Jugamos mucho todos los de la provincia de Barcelona. Pero nada organizado.
En Ecuador tampoco hay campeonato.
Sí claro. Allí hay muchas ligas. Mi padre me llevaba a partidos en Portobelo, a los que iban miles de personas.
¿Qué recuerdos tienes?
Yo empecé a los 13 años jugando con mujeres. No me daba vergüenza ni nada. Hay mujeres muy buenas que juegan con hombres.
¿Podría la selección española tener pronto un jugador de origen ecuatoriano?
Es posible.
¿Sabadell os trata bien?
Sí, tenemos dos canchas en Sol i Padrís.
Esos dos están discutiendo.
Tranquilo. Hay árbitro y enseguida resolverán si esa pelota fue buena o mala. Nunca hay agresiones.
¿Hay bolivolley o colomvolley?
Yo sólo conozco el paraguayo y hemos tenido ya algunos roces por lo que no jugamos ya más con ellos.
O sea que el deporte no sirve aquí para integrar nada.
No, no. Esto es de ecuatorianos y para ecuatorianos exclusivamente.
¿Tampoco aceptaríais un español en vuestro equipo?
No quieren, dicen que la pelota es muy dura.
Nenazas
UN RESPETO
En Ecuador los jugadores son famosos, les piden autógrafos por la calle. Pero no cobran ni un duro. La competición con varias categrías y ligas no es ñprofesional. pus.
«La manera de demostrar que eres bueno, dice Héctor, es que los demás te respeten, que digan yo no juego con ése porque es demasiado bueno para mi».