Daniel Lumera EL PODER DEL SOL
«Nuestra salud depende
de la luz de nuestras células»
5-3-2010
Daniel Lumera EL PODER DEL SOL

El doctor en Ciencias Naturales especializado en botánica y fitosociología y profesor en la Universidad de Cerdeña, el sardo Daniel Lumera, 34, fundador de la disciplina evolutiva conciencia solar, explicará hoy en Sabadell una técnica de meditación basada en el sol.


A los 14 años usted ya meditaba.
Sí es una pasión muy grande de mi vida, un pilar constante que me acompaña toda mi vida.


¿No son muy pocos 14 años?
Fue gracias a las artes marciales. Practicaba tai-chí y aprendí técnicas de respiración, energía, relajación y limpieza de meridianos.


Y a los 30 conoce a las abuelas de Cerdeña.
Investigando el matriarcado sardo con otros profesores universitarios, descubrí la herencia maravillosa de esas sanadoras.


¿A qué se refiere?
A su aproximación a la naturaleza. Te dicen eso pregúntalo al árbol. O habla con el Sol que responde mejor que las nubes.


¿De la manera que Sidharta hablaba con el río?
No he leído Sidharta todavía, pero que el sol nos habla es un hecho que tengo comprobado.


Pues a mi no me ha dicho nada.
El sol habla a todo el mundo. El problema es saberlo escuchar, conocer el idioma de la luz.


Y de las mujeres sardas construyó usted su disciplina evolutiva Conciencia Solar.
Después de muchos años de investigación he descubierto una forma de aprovechar ese impresionante manantial de salud que es el sol.


Provoca cáncer de piel.
Nos han asustado demasiado con el agujero de ozono y la radiación ultravioleta.


¿No es cierto?
Sólo pasa cuando estás once meses en un piso sin ver el sol, pero luego te pasas todo el agosto expuesto a una radiación brutal.


¿Deberíamos tomar menos sol pero de manera más continuada?
Por supuesto. Los campesinos del sur de Italia que pasan todo el año bajo el sol tienen un 50% menos de cáncer de piel que los habitantes urbanos del norte de Italia.


¿Cuáles son los beneficios?
El contacto de la luz solar con la piel sintetiza la vitamina B3, la hormona soltriol, que previene cáncer, osteoporosis, diabetes y muchas otras enfermedades.


El pasado abril, el indio Ratan Manek promotor del Sun Gazing causó cierto revuelo en Sabadell.
Conozco muy bien su técnica y trabajo con algunos de sus colaboradores. Algunos han dejado de dormir durante un mes seguido.


El dice que lleva 15 años sin comer gracias a mirar el sol.
No sólo él, mucha gente hace eso. El biólogo alemán, Dr. Werner, que dirige un centro oncológico, lleva cuatro años sin comer y nutriéndose exclusivamente de luz.


¿Sin comer se vive mejor?
Lo importante no es dejar de comer o de dormir. Eso son efectos secundarios. Lo importante es mejorar nuestra salud emocional, mental y física y ver como el contacto con el sol aligera peso, mejora la presión, regenera la sangre...


¿Cómo puede hablar así un científico como usted?
El bioquímico Fritz Albert Popp ha demostrado ya que nuestras células proyectan luz y que nuestra salud depende de su grado de luminosidad. Es la luz la que regula todos los procesos enzimáticos de nuestras células.


¿El sol ilumina nuestras células?
Y las sana. Pero sin pasar por la aspirina que no es más que una corteza de árbol que ha crecido con luz.


¿Enseña usted a mirar el sol?
Mi técnica consiste en una primera fase de siete meses de renergización a base de mirar el sol a las horas seguras y respirar con el sol.


¿Segunda fase?
Enseño el arte de mirar las cosas desde la perspectiva del sol. Arquitectos, guionistas de cine, parados, amas de casa y mucha gente están viendo el conocimiento que eso da.


¿Lo que usted llama subir el sol por la espina dorsal es lo que otros llaman alinear los chakras?
No. Es despertar una frecuencia luminosa en el líquido céfalo raquídeo para cambiar así la vibración de todas las células.


¿Y basta con que el cerebro dé la orden?
Exacto. Igual que da la orden para abrir la mano y la mano se abre.


Así de fácil

HOY EN EL CAMINET
Daniel Lumera. autor del libro «Las 108 perlas del sol» (www.concienciasolar.es) explicará qué es la conciencia solar esta tarde a las 7 en El Caminet (Escola Pia, 15). La entrada es gratuita.
Una hora más tarde, a las 8, dirigirá una rueda del perdón (a 20 euros por persona) en la que pondrá en práctica las técnicas impartidas en su segundo libro «El poder del perdón».