AURELIO MARQUEZ padre de niño haitiano
«Nick ya corre, juega, ríe
y parece feliz»
10-2-2010
AURELIO MARQUEZ padre de niño haitiano

El informático de Cerdanyola que tras el terremoto de Haití voló a recoger a su hijo adoptivo, Aurelio Márquez Cueto, 39, es por fin un padre feliz.

¿Cómo está Nick?
Muy contento. Con los ruidos tiene aún algún sobresalto, pero corre, juega, ríe y parece feliz.


¿Los ruidos le recuerdan el terremoto?
No lo sabemos, pero es posible. Al volver, cuando el avión aterrizó, los cuatro niños haitianos pegaron un grito con el ruido de las ruedas en la pista.


¿Se va adaptando?
Poco a poco. Sólo lleva diez días con nosotros y tiene que adaptarse al clima, a la cantidad de gente blanca que ve por todos lados, a la casa, a sus hermanas, a todo.


¿Tiene hermanas?
Sí, nuestra primera hija es biológica y tiene 9 años y la segunda adoptada en China y tiene 7.


¿Qué tal se lleva con ellas?
Muy bien porque son niñas y le hacen de mamás.


¿Se ama diferente un hijo adoptivo que a uno biológico?
Exactamente igual. Para mi mujer fue una experiencia tener a la primera. Pero para mi, que no puedo parir, he vivido más la llegada de los otros dos.


Nick tiene 4. ¿Cómo habláis?
Él habla criollo, pero ya sabe decir t’estimo, sisplau, gràcies y algo más.


¿De salud bien?
Aparentemente sí. Aparte del típico estómago hinchado de los niños que han pasado hambruna, todas las analíticas están correctas.


¿Qué futuro esperaba a Nick si no hubiera sido adoptado?
La calle. Recogería basura en las calles de Puerto Príncipe. Y comería de basura. Seguro.


¿Qué planes tenéis ahora para él?
Matricularlo en una escuela pública de Cerdanyola y darle todo el cariño del mundo.


¿Lo habéis tenido antes gracias al terremoto?
Quizás diez días antes... máximo. Que nadie se engañe porque estábamos ya a punto de viajar.


¿Por qué los cuatro matrimonios catalanes os movilizasteis de esa forma?
Primero para saber si vivían o no. Nos tuvimos que enterar por la prensa de que estaban vivos.


¿Y luego por qué tanta urgencia por viajar? ¿Temíais perderlo?
Porque según la legislación internacional, si hay catástrofe natural los procesos de adopción pueden pararse dos años. Y no queríamos eso.


Al final eso no os afectó.
Temíamos también que nuestra documentación se hubiera perdido por el hundimiento de muchos ministerios.


¿Los políticos españoles se portaron?
Al principio se lo tomaron con un poco de desidia, pero enseguida se pusieron las pilas y estamos muy contentos con el gobierno español.


En realidad ni pisásteis Haití.
No. Eso era imposible. Volamos a República Dominicana e hicimos todos los trámites desde Santo Domingo (foto), a donde nos los trajo el servicio de emergencias de Asuntos Exteriores.


¿Funcionó la diplomacia?
Estupendamente. En la embajada española de Santo Domingo nos trataron como a reyes.


¿Por qué unos padres holandeses se llevaron los niños mucho antes que vosotros?
No lo sé. Holanda tendrá otra legislación.


Sin embargo, otros padres, los americanos baptistas, están en la cárcel por intento de secuestro.
Sólo sé lo que dice la prensa. Pero en general los americanos llegan a un sitio y campan a sus anchas. Los cascos azules no los pararon hasta la misma frontera.


¿Error o mala fé?
Quién sabe si realmente eran padres baptistas o traficantes de niños. Lo que está claro es que esos niños tenían padres y que no todos estaban enfermos.


Al volver de vuestro viaje estabais reacios con la prensa.
Sólo queríamos tranquilidad para los niños. En los primeros días nos iban a necesitar más que nunca y os pedimos un poco de espacio.


¿Ahora a por el cuarto?
No (ríe). Ya hemos cerrado el grifo. Ya no podríamos dar más tiempo y cariño a otro.


O si

ANSAN’M OU BATÍ
Esta misma semana, los padres catalanes que han adoptado hijos de Haití, registrarán legalmente la Asociación Ansan’m ou Batí, en criollo Juntos para Construir.
«Nuestro objetivo es reconstruir el orfanato donde vivían nuestros hijos, intentar formar profesionalmente a los niños mayores y dar tratamiento médico a los más pequeños», dice Aurelio Márquez.