RAFEL PANCHA capoeirista
«Muchos futbolistas brasileños
vienen de la capoeira»
26-1-2010
RAFEL PANCHA capoeirista

Después de enseñar capoeira durante ocho años en la escuela Escolàpies de la calle Sant Josep, 23, el profesor de Rio de Janeiro, Rafael Pancha Gomides, 28, ha creado, para toda Catalunya, la Associació Esportiva Capoeira Brasil Sabadell (capoeirabarcelona.com), con sede en Sabadell.
Este domingo celebró con sus alumnos una exhibición en el patio de la misma escuela.

¿Esto es danza o arte marcial?
Es un juego.


Pues esos dos parece que se estén pegando.
Pero sólo lo parece. Están haciendo movimientos muy estudiados de arte marcial, como si dieran una patada, esquivaran un golpe...


¿Y no?
No. Es como el ajedrez, yo muevo una pieza y espero la respuesta del rival. Aquí es igual. Es un diálogo. Te pregunto con una patada y me respondes con un salto mortal.


¿Nunca hay contacto?
Sí, puede haberlo. Hay golpes muy duros similares al kárate. La capoeira es una lucha.


¿Enseña usted el contacto?
Si me lo piden sí. Yo en mi clase tengo alumnos que quieren aprender la danza y otros que quieren aprender la lucha. A todos enseño.


Pues cambia mucho.
No cambia nada. Es dar una patada tocando al otro o sin tocarlo. Pero la patada es la misma y se aprende igual.


O sea que se pueden hacer daño.

No. Todos los contactos están controlados y nunca son en el rostro ni en órganos vitales.


¿Hay competición?
No. Ni aquí ni en Brasil. Pero hay categorías de cinturones como en las artes marciales, del blanco al negro.


¿Hay combates?
Entre dos capoeiristas no. Pero se está poniendo muy de moda el Vale Todo o K-1 donde se mezclatodo: capoeiristas contra judokas, taekwondistas contra kickboxing, etc.


¿Gana un capoeirista a un boxeador?
Depende más de la calidad de cada deportista que de la técnica.


¿Será deporte de exhibición en las Juegos de Río 2016?
Eso espero. Mucha gente está ya presionando para que así sea. En Brasil es el segundo deporte más practicado después del fútbol.


¿Por que le llamáis deporte si no gana nadie?
Si hubiera vencedores y vencidos la capoeira perdería esa parte de amistad y buen rollo. La sociabilidad es lo más importante de la capoeira.


¿Qué cinturón es usted?
Aunque llevo 23 años en la capoeira sólo soy cinturón lila. Mi maestro Espiga me dará el negro algún día en Rio de Janeiro. Voy a verlo una vez al año.


¿Qué le queda por aprender?
Debo demostrar que soy una persona seria en la que confiar y eso lleva muuuucho tiempo.


¿Es así de acrobático el fútbol brasileño gracias a la capoeira?
Posiblemente porque muchos futbolistas han practicado capoeira. Se les nota en las volteretas que dan al celebrar un gol. El más famoso el portero del Milan, Julio Cesar.


¿Son compatibles fútbol y capoeira?
No. A los profesionales les prohiben la capoeira por seguridad.


¿Lesiones más habituales?
La rodilla por el impacto al caer de pie y los abductores.


¿Es sensual practicarlo un chico y una chica?
Como puede serlo un baile. Pero ojo que algunas chicas son muy guerreras y les gusta el contacto más duro.


¿Excitante directamente?
Hombre, en la capoeira se forman muchas parejas. Por ejemplo mi mujer y yo.


¿Sirve para sacar de las favelas los meninhos da rua?
Por supuesto. Muchos niños han dejado el reformatorio y la droga gracias a la capoeira.


¿Qué hace la Associació Esportiva Capoeira Brasil Sabadell?
Difundimos la cultura y lengua brasileña, la samba, el makulelé... Organizamos un encuentro anual en Baricentro ante más de 5.000 personas, actuamos en fiestas mayores, damos cursillos...


Mira, ahora se ponen a cantar.
Claro, es que el ritmo de la danza lo marcamos nosotros con nuestros cantos e instrumentos.


Deporte musical

toda una vida
Practica capoeira desde los 5 años. Se lo enseñaron en el cole. Conoció a su actual esposa (de amarillo en la foto) gracias a la capoeira. Viajó a España como profesor de capoeira y hoy se gana la vida con la capoeira.
Desde su asociación ha conseguido que la Generalitat reconozca la capoeira como deporte por lo que ya sólo le falta que su maestro en Rio, le nombre maestro a él.