Juan Dossantos, niño brasileño
«Aquí todo es al revés»
18-12-2007

Por primera vez ha salido de su Manaus natal y, gracias a su padre, el sabadellense Xavier Roca, está descubriendo cosas tan sensacionales como el mar, un olivo, el turrón, El Corte Inglés o su abuela.
Juan Dossantos Roca, 9, estuvo este domingo en la Creu Alta porque su padre le llevó a ver el Centre d’Esports Sabadell como a él lo llevaba el suyo. Ganó el Sabadell al Dènia 2 a 1.

Juan Dossantos, niño brasileño
—Has traído suerte a un Sabadell que llevaba tres meses sin ganar en casa.
—Sí, pero he pasado un frío...
—¿No hace tanto frío en Brasil?
—Nunca (se ajusta los guantes), allí no bajamos de 20 grados
—¿No deberías estar en la escuela estos días?
—¿Por qué? Estoy de vacaciones.
—¿De Navidad?
—Y de verano. Hemos terminado el curso ahora y hasta después de carnaval, no tengo que volver. Ya haré 5º.
—¿Hasta febrero?
—Claro. Allí el curso va de febrero a diciembre. Y en agosto hacemos las vacaciones de invierno.
—¿Y Semana Santa?
—Es lo mejor. Me gusta más que el carnaval porque nos dan un huevo de chocolate.
—Qué raro es Brasil.
—Esto sí que es raro. Mi abuela me da leche todo el día. Para desayunar, para cenar...
—-¿No la conocías?
—Sólo por fotos. Pero no podíamos hablar por teléfono porque ella en catalán y yo en brasileño no nos entendíamos.
—¿Y ahora cómo os entendéis?
—Hablamos castellano, catalán, brasileño, todo junto. Y nos traduce mi padre como ahora con usted.
—¿Lo mejor de Sabadell?
—El Corte Inglés (se le ilumina la cara) ¡Seis plantas! Mira lo que me ha dado el Papa Noel de la sexta planta (enseña orgulloso una insignia navideña de El Corte Inglés en la solapa).
—¿Y este partido en la Nova Creu Alta?
—Bueno... me gustó más el Barça-Depor en el Nou Camp. Y este domingo iremos al Barça-Madrid.
—Comprendo: corazón blaugrana por Rondaldhino, Sylvinho y Edmilson.
—No, no. Ronaldhino no me gusta. Está un poco «ruín» (malo). Los buenos del Barça son Messi y Eto’ó. Pero también me gustan Víctor Valdés, Puyol, Xavi, Deco (les da una deliciosa pronunciación brasilera).
—Estás hecho un crack del futbol.
—En casa juego con los indios. Fuera de mi condominio (urbanización) ya está la selva y allí hay un grupo de niños indios que les gusta mucho jugar a fútbol. Siempre estoy con ellos.
—¿Tan cerca está la selva d tu casa?
—Al lado mismo. Un día ví una serpiente cuando iba al colegio. Era así grande y me puse a correr.
—¿Te bañas en el Amazonas?
—Sí, también con los niños indios.
—¿Y los cocodrilos?
—¡Allí no hay, hombre! (ríe y sigue serio para, educadamente, no poner en evidencia mi ignorancia).Mire, cerca de mi casa hay una playa y un lago de río muy grande para bañarse.
—Sin cocodrilos.
—Claro. Yo ví el mar el otro día. Me llevó mi padre al puerto de Barcelona y ¡ví peces!
—¿En el acuario?
—No, no. En el mar. Me quería bañar, pero hace tanto frío. ¡Ah! Y en un lago de Sabadell ví unos patos blancos así (alarga el cuello) ¿Cómo se llaman papá?
—¿Qué les dirás a tus amigos del mar?
—Que es verde. No se lo creerán porque allí el Rio Negro es negro, pero el Amazonas también verde (su padre le dice que no, que el Amazonas es marrón, pero él no se deja convencer y me asegura que es tan verde como el mar de Barcelona).
—¿Te imaginas que mañana nieve tal como predicen los hombres del tiempo?
—Yo ya he visto nevar en los dibujos. La nieve es redonda y cae del cielo (...y ante mi sonrisa) ¿sí verdad?
—Claro que sí.
—Aquí todo es al revés. Allí desde el avión sólo se veía selva y selva, todo verde. Y, en cambio, aquí en España desde el avión todo se ve marrón. Solo hay suelo.
—¿Te gustó ir en avión?
—Hemos cogido tres y en el primero, de Manaus a Río, no me quería poner el cinturón de seguridad porque no es ningún coche. Pero cuando despegó me dio miedo. Los otros dos ya no me dieron nada de miedo.
—¿Prefieres las barcazas?
—Lo que me gusta mucho es el metro de Barcelona. Va muy rápido y pasan muchos. Pero el tren de Sabadell no me gusta nada. Lo cogimos a las 12 de la noche después del Barça y va muy lento.
—¿Te gusta nuestra comida?
—Mi abuela me da turrón de Navidad que es muy bueno. Y en un pueblo de Tarragona vi un árbol de aceitunas y otro de uvas que es muy bajito, pero muy bonito.
Jogo bonito
AMAZONAS
Su padre, el sabadellense Xavier Roca (http://geocities.com/jrdamazonia) domina el Amazonas, río y selva, de forma tan absoluta, que guió al Rey Juan Carlos, a Miquel Calçada en Afers Exteriors de TV3 y a Xavier Sardà en Dutifri de Tele-5.
Conoce varias tribus indígenas y muchas especies de animales y plantas.
Desde su agencia en Manaus (y Voyager en Sabadell) organiza viajes a medida y paquetes de cuatro días y tres noches remontando el Amazonas en barcaza, una de ellas durmiendo en la misma selva.