Aboudine Gasmi, sindicalista marroquí
«El Marruecos ex-francés es útil
y el ex-español inútil»
9-5-2007

El miembro del sindicato marroquí Confederation Democratique du Travail, CDT, y maestro de ingeniería mecánica en la escuela secundaria de Tetuán, Aboudine Gasmi, estuvo ayer en Sabadell para hablar con la UGT y con el alcalde.
Sabadell Solidari ha pagado en cuatro años 56.000 euros para que este sindicato marroquí, junto con la Fundació Josep Comaposada de la UGT, dé clases de alfabetización, costura, informática y otras materias a 3.000 mujeres del Norte de Marruecos.

Aboudine Gasmi, sindicalista marroquí
—¿Por qué un sindicato hace de ONG?
—En Marruecos los sindicatos tenemos que hacer muchas cosas que no hace el Estado.
—¿Formar mujeres las hace más independienes de su marido?
—No es ése el objetivo. La palabra independencia se ve diferente aquí y allí.
—¿A qué se refiere?
—El objetivo es integrarlas en la sociedad y que adquiera una mayor personalidad ante los demás.
—No comprendo.
—Pues por ejemplo una madre que sabe leer puede ayudar a su hijo a hacer los deberes.
—¿Refuerza su papel en la familia?
—Exacto. El simple hecho de poder leer la factura de la electricidad o el agua ya es un logro impresionante.
—¿Algun marido se opone a la formación de su mujer?
—No podemos saberlo. Pero hay regiones en que la mujer no puede andar por la calle después de las 7 de la tarde y eso imposibilita seguir algunos cursos.
—¿Enseñar a leer hace a la mujer más reivindicativa?
—La hace más culta y por tanto más consciente de sus derechos. También damos formación sindical.
—¿Contra la explotación, cultura?
—Es la mejor herramienta.
—¿Por qué sólo formáis en el Norte de Marruecos?
—Porque, al revés que en todo el mundo, en Marruecos la riqueza está en el Sur y la pobreza en el Norte.
—Se refiere al Norte ex-español de Tánger y Tetuán?
—Y Nador y Xauen y Larache... La colonización española del Norte apenas dejó infraestructuras.
—¿Es mejor la herencia francesa?
—Sí, los franceses dejaron industria, ferrocarriles, escuelas... le llamamos el Marruecos útil. El Marruecos español es el inútil.
—Pero el sur marroquí de Arfut y Risani también es pobre ¿O no?
—Es que Marruecos tiene muchos sures. Y Agadir, por ejemplo, es rico.
—Y usted es del Norte. ¿Por eso llegan las ayudas al Norte?
—No. No es ése el motivo. Lo cierto es que los ayuntamiento catalanes que nos ayudan, y los de Sabadell y Terrassa son pioneros, nos piden que actuemos en el Norte.
—¿Por qué?
—Porque la mayoría de emigrantes marroquíes en Catalunya son del Norte y ellos quieren beneficiar esa región.
—¿Para ayudar a las esposas y hermanas de los nuevos catalanes?
—Claro. Y hacer así innecesario cruzar el estrecho. Y quizás también por mala conciencia de la colonización.
—¿Por qué sólo a mujeres?
—Porque el 83% de los analfabetos son, en el Norte, mujeres.
—¿Es que los niños van al cole y las niñas no?
—Así es. En las zonas agrícolas, las niñas no soportan las duras y frías caminatas hasta la escuela rural. O su madre les pide que se queden a trabajar en casa.
—¿Y de mayores?
—En la escuela secundaria las aulas están tan diseminadas por el monte que no hay ni lavabos. Y una chica no se encuentra a gusto allí.
—¿Alguna de sus alumnas se han puesto ya a trabajar?
—En las zonas más industriales, como Tánger, sí. Otras se han comprado una máquina de coser y cosen en casa.
—¿Alguna ha puesto su propio negocio?
—No. Pero pronto montaremos cooperativas de confección para coser batas de una escuela.
—¿Como aplican la informática que les enseñáis?
—Las estudiantes para buscar información en internet, las funcionarias para elevar su categoría en el trabajo y las paradas para ampliar currículum.
—¿Puede un sindicato en Marruecos convocar una huelga general?
—Uno no. Pero los cinco mayores, si están unidos, sí. Hemos organizado huelgas generales en 1981, 1992 y 1994.
—¿Por?
—La de 1981 porque había subido un 50% el precio de pan, aceite y azúcar.
—¿Y?
—-Muchos muertos en Casablanca. Los militares bajaron a la calle y hubo una matanza. En la de 1994 también hubo muertos en varias ciudades.
Eso me suena

EL EFECTO COCHE
Los gobiernos marroquí y español y la UE han conseguido que en el estrecho haya cada vez menos pateras. Ahora van a Canarias desde Senegal o a Mallorca desde Argelia.
«Pero trasladar el muro de Berlín al sur de España y ahora a Mauritania no va a servir de nada. La gente seguirá emigrando», dice.
El mismo intenta sacarles la idea de la cabeza pero los emigrantes llegan de vacaciones con un coche de lujo, muchas veces alquilado sólo para presumir, y eso puede más que cualquier argumento juicioso.