Yoshi Hioki, narrador japonés

«En Japón no nos besamos por la calle como besugos»

13/7/2005

Ayer, en el patio del Museu d'Art, narró historias japonesas del autor de literatura pura, Ryunosuke Akutagawa, dentro del ciclo 30 Nits.

Yoshi Hioki, 33, llegó a Barcelona hace catorce años para estudiar Bellas Artes. No le valía ninguna otra ciudad española. Él quería Barcelona. Tras licenciarse, se quedó en la ciudad, pero como narrador. Hoy cuenta historias y leyendas japonesas por toda España y ayer lo hizo, por primera vez, con la colaboración musical de su hermana Masako.

 

-Quien era Ryunosuke Akutagawa?

-Un escritor de principios de siglo. Fue tan importante que hoy en dia uno de los premios literarios más importantes de Japón lleva su nombre.

-Una de sus historias, La Princesa del Sexto Palacio, es aboslutamente trágica

-Es una clásica historia de la literatura pura japonesa. Tras perderlo todo en la vida, la Princesa pierde la fe y llega a experimentar la gran nada.

-¿Una historia triste?

-Muy triste, pero muy hermosa. Muy épica, muy espiritual.

-¿Qué es la nada?

-Yo no soy monje, sólo puedo explicar lo que es la nada a través de mis cuentos. Hay que verme en didrecto para comprender qué es la nada.

-El traductor de Akutagawa es usted mismo. ¿Cuánto se pierde en la traducción?

-Muy poco porque son historias muy cortas. Cambio muchas cosas porque a veces estás obligado, pero el contenido es muy fiel al original.

-¿Qué tienen en común los ocho cuentos?

-El acto de fé, la muerte, la vida y la visión budista del mundo de Akutagawa.

-¿Era budista Akutagawa?

-También tiene cuentos cristianos. Pero da igual que sean cristiajos o budistas. A mí lo que me interesa más de Akutagawa es el acto de fe.

-¿Entiende por acto de fe la conciencia de la creencia en Dios?

-No sólo la creencia en Dios. Acto de fe es cualquier dilema que afrontas y decides. Hago o no hago. Lo tomo o lo dejo.

-¿Tratan las leyendas japonesas el concepto de amor de manera distinta a la europea?

-No entiendo la pregunta.

-¿Son, por ejemplo, menos apasionados en el amor los japoneses que los latinos?

-¿Por qué?

-¿Es un tópico la frialdad japonesa?

-Pero por favor, ¿qué idea tiene usted de nosotros?

-Sólo hablo de tópicos como la distancia emotiva nipona.

-Si usted me dice eso me sorprende muchísimo. Y me da mucha pena. Y pienso que usted está muy mal informado. Y lo que usted me está diciendo es casi como un insuto.

-Le pido disculpas si...

-Pues sí, casi mejor que me pida disculpas. Una persona puede apasionarse de amor en cualquier parte del mundo. Lo único que puede cambiar de un lugar a otro es la forma de exteriorizarlo...

-Pues a eso a me ref...

-Es cierto que en Japón no nos besamos por la calle como se hace aquí. Aquí la gente se besan como besugos lo que para mi resulta vergonzoso. Me resulta muy raro que le gente no tenga pudor en este país.

-No quería ofenderle, vuelvo a edirle disculpas.

-No, si no me he enfadado. Pero me resulta raro que me haga este tipo de peguntas. Un japonés puede apasionarse tanto en el amor como cualquiera.

-¿Le molestan otros tópicos sobre japoneses que circulan por España?

-Bastantes. Pero más que molestarme me cansan. Me mosquea, pero me aguanto y me callo.

-¿Por ejemplo?

-El del machismo japonés sí que me molesta. Es cierto que los japoneses pueden ser machistas, pero cuando he de estar dando explicaciones contínuamene sobre esto, ya empieza mosquearme.

-¿Hay en Japón tópicos falsos sobre los españoles?

-Se piensan que todos los españoles van vestidos de toreros y bailan flamenco. Nadie sabe que aquí se hablan otros idiomas. Ni yo, que había elegido Barcelona para vivir.

-Y sin embargo siempre encuentras un japonés experto en Cervantes, en Gaudí, en Paco de Lucía o en Mortadelo y Filemón.

-Somos isleños y eso nos lleva a interesarnos por el continente y más allá. Nos interesa todo.

-¿Acogemos bien los catalanes a los japoneses?

-Hay racismo como en todas partes, pero los catalanes son muy abiertos. Me parece fascinante.

-¿Por qué fascinante?

-Para mi es sorprendente que un matrimonio catalán adopte una niña china, de fisonomía tan diferente al suyo. Es una gran virtud.

-¿Los japonses no lo harían?

-No lo hacen. La relación histórica entre China y Japón después de la 2ª Guerra Mundial lo hace difícil.

Estamos tan lejos


 

«AMIGOS PARA SIEMPRE

Apesar de vivir aquí desde 1991 cada día me siento más japonés. Pero eso no impide que quiera quedarme en Barcelona para siempre», dice el cuentacuentos Yoshi Hioki.

Por su profesión debe desplazarse a diversas ciudades de España para narrar

leyendas tradicionales de su país.

«Y son ciudades que me gustan, encuentro mucho valores en Madrid. Pero mi ciudad siempre seguirá siendo Barcelona. No me pregunte usted por qué, pero yo me quedo en Barcelona».