Martí Griera: historia de la @rrob@

"En España la arroba siempre fueron 25 libras, o sea once kilos y medio"


23/ 3/ 2000

El informático de Sant Quirtze, Martí Griera, ayer, en la UAB

Ningún otro signo ha resurgido de sus cenizas como la arroba. De la medida de peso de Don Quijote absolutamente caduca y en desuso, pero vigente aún en los más antiguos teclados de máquinas de escribir, resucitó para convertirse en la letra esencial del correo electrónico y, por extensión, en el símbolo más universal de la modernidad. Últimamente es, incluso, signo de antisexismo como en compañer@s, en lugar del clásico compañeras y compañeros.

Responsable de redes y telecomunicaciones del Servei d´ Informàtica de la UAB, el informático de Sant Quirze del Vallès, Martí Griera Fisa, 38, sabe mucho de la arroba. Y lo que no sabe, lo busca en internet.


"Antes de la arroba, IBM y Digital tenían diferentes sistemas para direccionar el correo electrónico"

 

-La arroba viene de antiguo.

-En España la arroba siempre fue una medida equivalente a 25 libras, o sea, 11 kilos y medio o 16 litros de vino. Según leo en esta web francesa de léxico (no para de teclear) viene del árabe arba' que significa cuatro.

-¿Qué dice el diccionario?

-En catalán hay que buscarlo como arrova o rova. En castellano hasta da expresiones como por arrobas que significa en abundancia.

-Pero el signo @ no estaba en los teclados de las viejas máquinas de escribir por esa medida española.

-No porque el teclado «qwerty» de las máquinas de escribir es sajón. Por lo que encontré en esta otra web de signos y términos lingüísticos, el símbolo @ se empleaba en la contabilidad americana en el sentido de «at».

-¿Qué significa?

-En EEUU lo utilizaban para indicar un precio unitario. Por ejemplo dos libros a un dólar la unidad, se escribía en la factura: «2 books @$1».

-O sea que que a la tecla @ se le daba distintos usos en cada país.

-Y distintos nombres. En Suecia se la conoce como bucle de canela u oreja de elefante, en Francia caracol, en Holanda cola de mono, en Finlandia cola de gato, en Alemania mono araña, en Israel shtrudel...

-... y en Catalunya ensaimada.

-El caso es que estaba en todos los teclados del mundo, pero que apenas se utilizaba.

-¿Sentenciada a muerte hasta su apoteósica resurrección?

-La verdad es que nunca se planteó su extinción de los teclados. En 1963, cuando técnicos en informática configuraron el primer código ASCII (American Standard Code for Information Interchange) ya conservaron la @ heredada del antiguo teclado de las máquinas de escribir. Y eso que era un ASCII muy reducido, sin minúsculas ni acentos y con muy pocos símbolos; no tenía ni © ni la c de centavo.

-Y en cambio la @ sí pasó esa primera purga.

-Y la siguiente porque en 1968 se implantó un nuevo ASCII de 94 carácteres donde se continuó conservando la @ a pesar de su poco uso.

-Y con internet saltó al estrellato.

-No tan rápido. Los primeros en utilizar el correo electrónico fueron, en los 70s, IBM y Digital. Y ambas empresas inventaron sistemas distintos para identificar cada máquina con su usuario.

-¿Por ejemplo?

-Digital ponía en sus direcciones de e-mail cuatro puntos en cuadro, así :: (lo dibuja). La dirección de Pepito era el nombre de la máquina+cuatro puntos+nombre del señor, al revés que ahora. Quedaba algo así como «Mats-1::Pepito».

-¿E IBM?

-IBM optó por un lenguaje m ás natural y con solo dos letras, «at». fueron los primeros de utilizar la expresión «at» en el e-mail. Ellos escribían «Mats-1 at Pepito», es decir la primera máquina Mats que pertenece a Pepito.

-¿Hasta que se dieron cuenta de que ya tenían un «at» en el teclado?

-Claro. Finalmente, en los 80s, se diseñó un protocolo standard para el correo electrónico en todo el mundo y se estableció que el formato universal para las direcciones de e-mail sería usuario+ @+máquina. Les fue perfecto porque era el símbolo que ya en la antigua contabilidad significaba «at».

F@nt@stico.

 

 

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­