Trevor Steele, esperantista anglófono

 

"Los americanos

hacen imperialismo lingüístico"

 

10/ 11/ 1999


  El australiano, Trevor Steele, ha pasado unos dias en Sabadell

Invitado por el Centre d'Esperanto de Sabadell, el novelista australiano de Cairns (North Queensland), profesor de inglés, alemán y latín y esperantista empedernido,Trevor Steele, 58, ha pasado unos dias en nuestra ciudad.

A pesar de ser angloparlante, no considera que el inglés sea ni la lengua universal ni la del futuro.


"Cuando hablo inglés con otros yo me siento la autoridad y ellos como niños; sólo el esperanto es igualitario"

 

-¿Qué está usted haciendo en Lituania?

-Enseñar esperanto.

-¿Y de eso se vive?

-En Lituania sí. En Vilnius tengo 220 alumnos y en Kaunas, 100. Y cada mes empezamos un curso nuevo.

-¿Por qué aún interesa tanto el esperanto, en los países del Este?

-Porque se han dado cuenta de que es mucho más fácil que el inglés.

-¿Por qué ha de ser el siglo XXI el del esperanto, si en todo el siglo XX no ha conseguido imponerse?

-Un siglo no es nada en la historia de las lenguas. Hay que darle tiempo.

-¿Más tiempo?

-Mire, mi lengua materna es el inglés, me gusta y soy profesor de inglés. Pero precisamente en mis clases de inglés he podido darme cuenta de que el inglés no soluciona nada.

-Pues ha conseguido imponerse.

-Porque los americanos presionan de una forma extraordinaria con todo su poderío económico y militar.

-¿Cómo?

-Yo he leído contratos de «joint- ventures» en Kiev, entre empresas americanas y ucranianas en las que se exige que el idioma oficial entre ambas será el inglés. Lo mismo hacen con empresas alemanas y japonesas. Los americanois hacen imperialismo lingüístico.

-¿Tanto?

-¡Claro! Yo hablé con esos empresarios americanos y me dijeron claramente que no pensaban aprender ruso ni ningún otro idioma.

-¿Entonces?

-La solución sin duda está en el esperanto por su facilidad de aprendizaje. Cuando enseño inglés a mis alumnos pienso 'qué lástima que no estén aprendiendo esperanto'. Ya lo sabrían todo.

-Es fácil también para chinos, rusos o africanos.

-¡Claro que sí! Incluso para ellos es mucho más fácil que el inglés.

-¿Usted nunca pierde la esperanza?

-Soy optimista, es cierto. Yo he llegado a enseñar esperanto por muy poco dinero, sólo por la enorme satisfacción que da. Porque sé que un dia se impondrá.

-¿Un dia más bien lejano?

-Primero la raza humana tiene que probar todos los callejones sin salida y caer repetidas veces en la misma piedra. Al final se verá que el esperanto es la mejor solución.

-Pero no parece crecer.

-Sí, crece. Ya lo creo que crece. En Africa, en Sudamérica...

-¿Por qué precisamente esperanto cuando hay otras lenguas artificiales?

-Sólo unas pocas y no han tenido ningún éxito.

-¿La ONU debería proclamarla lengua obligatoria?

-El mundo necesita una segunda lengua y debe impulsarse, sin duda, en altas instancias como Naciones Unidas o Unión Europea. Pero sin olvidar la promoción desde la base.

-Imaginemos que en el Siglo XXI, con el declive del imperio americano, muere también la hegemonía del inglés. ¿No tiene más posibilidades de sustituirlo el chino que el esperanto?

-Esperemos que para entonces ya se haya comprendio que la segunda lengua universal no debe ser la de nadie.

-¿Por qué?

-Por un principio de igualdad. Yo sólo me siento igual a mis comunicantes cuando les hablo en esperanto. Cuando hablo en inglés con otros yo me siento la autoridad y ellos se sienten como niños porque, lógicamente, no dominan el idioma como yo.

-A los americanos les gusta ser Number One.

-Y a los australianos y a los ingleses. Odio esa arrogancia.

-Esperanto estas facila linguo.