Minkang Zhou, català-xinès, xinès-català

"A partir de ahora ya se puede estudiar catalán en China"

29/ 10/ 1999


  Minkang Zhou ayer en la Facultad de Traducción de la UAB

Un dia de1991, trabajando de intérprete, Jordi Pujol le animó a hacer el primer diccionario chino-catalán. El le tomó la palabra y tras ocho años de intenso trabajo, la Fundació Enciclopèdia Catalana se lo ha publicado.

Minkang Zhou, 35, que estudió Filología Epañola en su Shangai natal, vive en Cerdanyola desde 1985 para ejercer de profesor de lengua y cultura china en la Facultad de Traducción de la UAB.


"Es el primer diccionario bilingüe hecho fuera de China y eso lo convierte en el mejor"

 

-¿Qué pasa con la secta Falun Gong?

-No es ninguna secta. El gobierno chino la ha demonizado porque cuando haya tanta leña seca la menor chispa puede causar una catástrofe.

-La metáfora es preciosa.

-Pero los miembros de Falun Gong, más de 70 millones, son simples practicantes de un tipo de gimnasia muy sencilla que, realmente, si se practica cada dia, es tonificante para el cuerpo.

-¿Sin móviles políticos?

-Por supuesto que no. Lo que sí es cierto es que cuando una filosofía así tiene tantos seguidores es porque un régimen está en decadencia: mucha gente en paroy en la miseria se apuntan a esos movimientos. Por eso el gobierno tiene tanto miedo de unos simples practicantes de gimnasia.

-¿Le asusta la acelerada rapidez con que su país se lanza al capitalismo?

-Para mi cuanto más rápido mejor. Le asusta al gobierno que acaba de frenar esa evolución dando un nuevo impulso a la empresa pública. Saben que con el capitalismo ha de llegar la democracia y, un partido dictatorial como el suyo, no puede aceptar eso.

-¿Por qué estamos hablando en castellano si el diccionario es català-xinès, xinès-català?

-Puc parlar en català, pero me desenvuelvo mejor en castellano

-¿De verdad hay una sola persona en toda China a la que pueda interesar un diccionario chino-catalán?

-Por supuesto. Las diez facultades chinas que enseñan español, a partir de ahora, con este diccionario, ya pueden enseñar catalán.

-¿Será útil para los 10.000 chinos que viven en Catalunya?

-Claro. Sobre todo para los de segunda y tercera generación.

-¿Hay términos intraducibles?

-Las onomatopeyas. Todos los ruidos que aqui son ¡pum! en China son ¡ping! Y los calendarios. Allí dividimos el año en 24 períodos climáticos también intraducibles.

-¿Cómo se dice butifarra amb mongetes en chino?

-He tenido que poner un sólo vocablo que engloba a todos los embutidos: fuet, llangonissa, butifarra...

-¿Por qué dicen que este diccionario lo tenía que hacer un chino? ¿Por qué no podía un catalán?

-Yo no conozco ningún catalán que sepa tanto chino. Pero tengo que decir que conmigo han colaborado seis chicas catalanas alumnas mías que son la primera generación de sinología. Todas han estado de uno a tres años en China. Y en las frases hechas me ha ayudado mucho la Enciclopèdia Catalana.

-¿Cómo sé que no es una simple traducción del castellano-chino?

-Jamás caería en un error tan lamentable. Sé muy bien que cuando dos lenguas son tan cercanas el margen de error es mucho mayor. No he caído en esa trampa.

-¿Es mejor este diccionario que cualquier castellano-chino?

-Sí. Es el único elaborado fuera de China. Todos los demás, español, griego, inglés, noruego, etc., se han hecho en China. Este no.

-¿Y eso es importante?

-Por supuesto. Lea aqui.

-Esguerracries=Shi ren xiao sin de ren

-¡Muy bien! ¿ve? Sin saber chino lo ha sabido leer. Eso es porque cada palabra china la transcribimos en fonética catalana. Y, además, hay palabras como calçot, que en Catalunya es mucho más que una cebolleta. O montar.

-¿Qué pasa con montar?

-Qué en los diccionarios hecho en China pone montar=ensamblar una máquina que es el único valor semántico chino. Pero en catalán montar también sirve para montar un negocio, montar a caballo, montárselo con alguien...

-¿Alivia terminar por fin ese trabajo de chinos?

-No. Entristece mucho. Para mi ha sido una aventura de ocho años apasionante que me ha mantenido ocupado todas las tardes. Disfruté más subiendo la montaña que llegando a la cima. Ahora después de comer no sé que hacer: miro las musarañas, camino, paseo un poco...

-... xino xano.