Toni Jiménez, cuarto hombre más fuerte del mundo

"Arnold ha demostrado que se puede ser fuerte e inteligente a la vez"

20/ 10/ 1999

  T. Jiménez quedó 4º en el concurso El Hombre Más Fuerte de España

TV3 lo retransmitió en diferido este domingo, pero el Campeonato del Hombre más Fuerte de España , organizado en Igualada por la Asociación Española de Atletas de Fuerza, tuvo lugar el pasado mayo.

El portero de seguridad de la discoteca Al-Andalus que entrena en el Club de Pesas de Terrassa y cuyo cuerpo es objetivo de todas las miradas en cualquier playa a la que va, el vecino de Badía del Vallès, Toni Jiménez Sarrión, 27, quedó cuarto.


""Si te sacan una navaja, no tienes mas remedio que darles un buen puñetazo"

 

-¿Es fuerte desde pequeñito?

-De pequeño era peleón, sí, ya me daba con todos los niños de la clase (ríe).

-¿Cómo fue creciendo?

-Apuntándome a un gimnasio de artes marciales de Barberà y, a los 18 años, ganando el campeonato junior de culturismo de Tarragona

-¿Todos los culturistas son fuertes?

-No. Hay culturistas fuertes y culturistas que no lo son. En mi caso soy las dos cosas, pero un músculo desarrollado no tiene por qué ser fuerte.

-Y de mayor ha encontrado trabajo. ¿Ser fuerte sirve?

-Sí. Llevo seis años trabajando en seguridad y en las discotecas nunca me va a faltar trabajo.

-¿Sigue dándose con todos?

-Sólo con los que me vienen a agredir. Si te sacan una navaja no tienes mas remedio que darles un buen puñetazo.

-¿Y el de la navaja?

-Se queda tumbado en el suelo, je-je.

-Tienen ustedes mala fama.

-Sí, pero sin conocimiento. Si vieran con qué modos nos viene la gente borracha y de madrugada hay muy mala gente, ¿eh?

-¿Qué le parece el tópico a más fuerza menos cerebro?

-Una tontería que no sé de donde habrá salido. Arnold ha demostrado que se puede ser fuerte e inteligente a la vez.

-¿Arnold Schwarzenegger?

-Sí. Ha sido siete veces Mister Olimpia y tiene una inteligencia suprema.

-¿Qué pasa cuando va a la playa con ese cuerpazo?

-Que no me levanto del suelo. Y si me levanto para ir al agua, tengo mil ojos encima mio. Te miran como un bicho raro, oye. Me hacen coger hasta vergüenza.

-Se lo ha buscado usted cultivando su cuerpo.

-Sí claro. Si no me enfado. Pero, puñeta, que disimulen un poco.

-¿Qué dice su novia?

-Está encantada. Dice que le gusta eso de tocar un culo duro, je-je.

-Le dará seguridad.

-Claro, conmigo puede pasear de madrugada por donde sea.

-¿Su cuerpo también asusta?

-Algunos se sienten intimidados, sí.

-¿Qué pruebas tuvo que superar en Igualada?

-Correr con 200 kilos a la espalda, levantar un Renault-Megane el máximo de veces, andar 20 metros con un peso de 185 kilos, voltear un neumático de camión de 300 kilos... así hasta ocho pruebas.

-¿Ganó alguna?

-Sólo dos: aguantar dos lecheras de 100 kilos con los brazos en cruz y la piedra de 100 kilos. Tuve mala suerte porque me deprimí.

-¿En pleno campeonato?

-Sí. Me salieron mal un par de pruebas, me bajó mucho la moral y ya no me esforcé al máximo. No le eché todo el valor que hacía falta. Si no, hubiera ganado.

-¿Que supone ganar?

-Participar en los campeonatos de Europa y del Mundo con todos los gastos pagados. Pero me falta técnica.

-¿No todo es fuerza?

-No. Cada prueba requiere su técnica: separar más los pies, doblar más o menos las piernas, forzar o no la espalda. Y eso sólo se puede aperender en Igualada que es donde tienen los aparatos. Pero me queda lejos.

-¿Cuál es, por ejemplo, la técnica de las bolas de piedra?

-Las bolas pesan 130 kilos y eso yo en el gimmnasio lo levanto fácil. El problema es cómo coges las bolas y por dónde.

-Boludo problema.