Blai Felip, Helados Farggi

"En los países fríos toman helado todo el año"

 

14/ 7/ 1999

 
El sabadellense Blai Felip es consejero delegado de Farggi

El vice-presidente del Club Natació Sabadell y profesor de Contabilidad en la Facultad de Económicas de la UAB, el sabadellense Blai Felip Capdevila, 37, es consejero delegado de Helados Farggi y uno de los responsables de la rápida expansión de esta marca con, ya, 50 tiendas en España y Portugal. La última en el Eix Macià y pronto en el centro.


"No podemos eliminar envoltorio porque la gente asocia calidad con lujo"

 

--¿Sois una copia de Häagen-Dazs?

--Digamos que seguimos sus pasos. Ellos y nosotros somos los dos únicas marcas del mundo con la categoría legal superpremium.

--¿Qué significa?

--Superpremium o superlujo significa que no lleva ni un solo aditivo ni conservante y que sólo ponemos un 10 % de aire por cada litro de helado.

--¿Y los demás?

--El clásico helado de supermercado Camy, Frigo, Menorquina y demás le ponen un 105% de aire. Por eso un litro de esos helados no pesa un kilo, sino 475 gramos.

--¿Cuál es la diferencia en el paladar?

--El de aire no tiene consistencia y se deshace en la boca. El nuestro es materia compacta al 100 %.

--No sé si creerme eso de que en todo el mundo sólo ustedes y Häagen...

--...las americanas Basket Robins y Jen and Berries sólo ponen un 30% de aire pero usan aditivos.

--¿No son inevitables?

--No, aunque reconozco que es complicado. Nosotros mismos,en 1993, sólo quince días antes de abrir la primera tienda en Passeig de Gràcia, aún no teníamos acabada la fórmula de compactación.

--Pero vuestros espías en Häagen Dazs se pusieron rápidamente en marcha y...

--Mucho más sencillo. El señor Farga se fue a una universidad americana donde da clases un profesor que había colaborado en Häagen y nos dio el truquito final que nos faltaba.

--¿El sabor también es copia?

--No. Unos expertos en helados nos dijo que hemos conseguido superar a Häagen en algunos sabores, no todos, como la vainilla, el caramelo y el chocolate suizo.

--¿El gusto ha de ser americano?

--No. Nuestros gustos son muy mediterráneos. No le ponemos ese "flower" americano tan dulzón.

--¿Cuántas de las 290 pesetas que cuesta vuestro polo sirven para pagar tanto envoltorio?

--Unas 40. Pero por razones de imagen no podemos suprimir la caja. La gente asocia calidad con lujo.

--Pues a los ecologistas no les gusta nada tanto envoltorio.

--Todos nuestros envases son reciclables, lo que nos cuesta mucho dinero y por lo que se nos han otorgado al punto verde.

--¿Por qué Frigo tiene un nombre distinto en cada país?

--Ya lo están cambiando. Ahora quieren convertir su nuevo logo, ese corazón de colores, en un símblo tan universal como la rayita de Nike.

--¿El Norte consume más helado que el Sur?

--Sí, los países escandinavos consumen de 13 a 16 litros por habitante y año, mientras que los españoles estamos en los 4´7 litros.

--¡Con el calor que hace aqui y el frío que hace allí!

--Precisamente. Aqui para refrescarnos ya tenemos la fruta que ellos no tienen. Los helados, además, llevan muchas calorías lo que interesa para combatir el frío en los países del norte. Las neveras suecas ya salen de fábrica con compartimento especial para el helado de litro. Allí no asocian helado con calor, como aqui, y lo toman todo el año.

--Ya os gustaría a vosotros.

--Desde luego. La guerra de la asociación española de heladeros es combatir la estacionalidad del helado español. Luchamos para que se consuma todo el año.

--Pero el helado engorda.

--Aporta calorías, pero con moderación no engorda.

--Hay quien acaba con helado y fruta a la vez.

--Yo no lo aconsejo, pero si tanto placer les da que tomen el helado al final. Si lo toman antes, luego la fruta atravesará la capa de helado en nuestro interior y nos dará acidez.

--Pero la auténtica guerra es comercial, ¿no?

--Sí, pero es una guerra muy controlada. En los negocios a nadie le interesan las grandes guerras. Las multinacionales lo tienen muy claro: hasta aqui puedo luchar y, a partir de ahí, todo para tí.

--¿El helado es cosa de niños?

--En España sí. Aqui el 85% de las ventas son de impulso, el clásico polo o novedades infantiles.

--O sea que sus hijos no toman Farggi.

--Tengo tres y...ja-ja-ja ¿le digo la verdad?

--Por supuesto.

--Pues me dicen &laqno;mira papá, lo sentimos mucho por tí pero el helado que más nos gusta es el Calippo. Pero después, enseguida-enseguida después, el segundo que más nos gusta es el vainilla de Farggi.

--Buenos chicos.