Isidre Sanfeliu, denunciante de Banc Sabadell

"La justicia está controlada por el poder económico"

NO PUBLICADA EN DIARI DE SABADELL

 
Isidre Sanfeliu es empresario de de la informática de Premià

Lo que empezó como una denuncia contra Banc Sabadell &laqno;por estafa y usura» en los Juzgados de Mataró, creció como una bola de nieve hasta convertirse en conflicto de estado entre España y el Consejo de Europa.

En Madrid y Estrasburgo se habla del &laqno;asunto Sanfeliu» para referirse a las graves denuncias del ex-empleado de Banc Sabadell y actual empresario informático de Premià de Mar, Isidre Sanfeliu Duch, 59, quien ya ha invertido en su lucha quince años de su vida y varios millones de pesetas.


"El presidente de sala del Constitucioal fue nombrado ombudsman de Banc Sabadell a los tres meses de sentenciar en nuestra contra"

 

--¿Lo suyo ya es una obsesión?

--No. Es simple interés por acabar lo que he empezado. Y si hay que luchar quince años más, lo haré.

--¿Es el principal objetivo de su vida?

--Tampoco. Me preocupa más trabajar cada dia para ganarme la vida.

--¿Le impulsa la rabia?

--La impotencia. Primero de ver como se burla de tí toda la justicia española y luego la europea.

--¿No cree en la justicia?

--Creo que está controlada por el poder económico. Es algo que no sabía, pero desgraciadamente ya no me cabe la menor duda.

--Vamos a los hechos ¿Cómo empezó todo?

--Con la querella criminal que puse contra Banc Sabadell en 1984 a raíz de los depósitos irregulares.

--¿Qué es un depósito irregular?

--Pues algo realmente muy irregular. Es donde va a parar el dinero que van pagando los socios de una empresa que ha quebrado, pero con la particularidad de que no cancela deuda. Si además pides un crédito para pagar esa deuda al mismo B.S., el banco ni te da el dinero ni cancela la deuda cobrando así intereses de la una y de la otra hasta a un 40 % con lo que nunca llegas a pagarla.

--¿Era una práctica habitual del banco?

--Sí, lo demostró el périto judicial. El caso es que el banco me pidió a mi, como empleado relacionado con la empresa que quebró y con veladas amenazas, que firmara un aval. Lo hice y, cuando un año más tarde me tocó pagar, pedí los números, descubrí el pastel y me querellé contra el banco.

--Pero ha pasado usted por todos los tribunales y no ha ganado ni un juicio.

--Con irregularidades flagrantes.

--¿Por ejemplo?

--Por ejemplo en el Tribunal Supremo nuestro expediente se pierde por el camino. Al final nos dicen que un empleado se lo ha llevado 14 meses a su casa para estudiarlo.

--Más.

--Llegamos al Constitucional y en marzo de 1989, el presidente de sala, Angel Latorre Segura, resuelve la no-admisión de nuestra demanda dos dias después de haber sido cesado. Tenemos los documentos. Y lo más divertido de todo: a los tres meses de su cese, es nombrado ombudsman de Banc Sabadell.

--Y llegan a Europa

--Sí, claro. Confiamos que los tribunales europeos estarán por encima de los intereses de la banca. Pero enseguida vimos que ya nos estaban esperando. Recibimos una resolución en un tiempo récord y comprobamos que es falsa. Absolutamente falsa.

--¿Qué significa una resolución falsa?

--Pues que la Comisión de Derechos Humanos del Consejo de Europa no llegó a tramitar nunca nuestro asunto. ¡Jamás! No hubo ni acta de conciliación. Pero lo hicieron tan mal que los pillamos.

--¿Cuáles son las irregularidades?

--Una de ellas, por ejemplo, que me aceptan documentación el 9 de noviembre de 1989 cuando la sentencia es del 6. Puedo demostrarlo. Se me sacaron de encima tan rápidamente que lo hicieron todo rematadamente mal.

--Paso siguiente.

--Una vez vemos que la resolución del Consejo es absolutamente falsa, reclamamos, pero por via notarial y con notarios franceses, para que no nos tomen más el pelo. Está todo en internet

--Y según usted eso provoca una sanción del Consejo de Europa a España.

--Efectivamente. Cuando el Consejo de Europa se da cuenta del pastel sanciona a España hasta que resuelva este problema.

--¿Qué significa esa sanción?

--Que España está suspendida de representación en el Comité de Ministros del Consejo de Europa. Desde mayo de 1991 ningún ministro de Asuntos Exteriores español ha sido aceptado en ninguna de las dos asambleas anuales de este comité.

--Eso se sabría.

--Mire, la última asamblea fue este 6 de mayo en Budapest y estaban todos los ministros menos Matutes que andaba por Rusia.Y España es el único país de los 41 del Consejo que no ha participado en los actos del cincuentenario. Y el único país que no tiene sello conmemorativo. Y el único que no asistió a la inauguración del nuevo tribunal de Estrasburgo el 4 de noviembre de 1998. Y...

--¿Me está diciendo que el Consejo de Europa suspende de derechos a España por culpa del señor Sanfeliu?

--Sí, pero el culpable no soy, sino ellos. Se lo decimos por acta notarial y no nos lo niegan.

--En fin...