Antonio Castillo, Magic

"En un torneo internacional se pueden ganar hasta 2.000 dólares"

2/ 4 / 1999

 
Antonio Castillo ha reunido en Barberà a 106 jugadores de Magic

Ciento seis jóvenes de toda Catalunya y Valencia se citaron el domingo en Barberà para participar en el IV Open Magic de Barberà del Vallès, puntuable para el Campeonato de España, que organizzó, un año más, el club de rol, Zona Fronteriza.

Su presidente es el vendedor de informática y secretario general de las Juventudes Socialistas de Barberà, Antonio Castillo Baile, 22.


"En la final del Open de Barberà hubo tanta tensión como en un Karpov-Kasparov"

 

-Magic es un juego de cartas que entusiasma a los aficionados al rol. ¿Puedes definirlo en dos palabras?

-Es un juego para dos personas en que cada carta es un conjuro. Se conjura con hechizos, criaturas, objetos y artefactos.

-Hay cientos de cartas, ¿no?

-Hay cinco sagas con catorce extensiones cada una y 360 cartas cada extensión.

-Pero eso da más de 25.000 cartas diferentes.

-No tantas porque algunas están repetidas. Pero se pueden comprar en barajas de 60, en sobres de 15 o en barajas preconstruidas.

-Vaya negocio.

-Sí, el americano que lo inventó, hoy es millonario y su empresa, Wizzard of the Coast, ha absorvido a la competencia y es la más fuerte del mundo del sector.

-¿Cuál es la historia de este individuo?

-Trabajaba en una oficina, creó Magic y contagió tanto a sus compañeros de trabajo que se pasaban el dia jugando a cartas hasta que los echaron, je-je.

-Y algunas cartas son carísimas

-Depende. Hay cuatro tipos de cartas: comunes, infrecuentes, raras y ultra-raras. Las más caras cuestan hasta 45.000 pesetas.

-O sea que no gana el más listo, sino el más rico.

-No, no. En absoluto. Hay torneos como el nuestro en que sólo valen las sagas modernas o sea que no hay desigualdades. Y en los torneos internacionales y el Campeonato del Mundo todos juegan con la misma baraja.

-Pero en partidas normales...

-Las cartas caras sirven más, pero cuentan mucho más la sangre fría, la serenidad y la estrategia. También se gana con cartas baratas.

-¿Fue emocionante la última partida de Barberà?

-Sí. Hubo tanta tensión como un Karpov-Kasparov. El primer clasificado endosó tres derrotas al segundo y ganó definitivamente.

-¿Qué ganó?

-Además de un premio en metálico, los dos primeros ganan una plaza para el Campeonato de España que se hará este mes en Madrid. En todo Catalunya sólo hay dos openes de tanta categoría, el de Barcelona y el nuestro.

-¿Tenemos en el Vallés jugadores internacionales?

-Que yo sepa no, pero en Barcelona están Roc Erms y David Valls que si no son profesionales es porque no quieren.

-¿Se puede vivir del Magic?

-Sí. Hay Gran Prix que reparten hasta dos millones en premios. Y uno de los mayores premios del mundo es de 2.000 dólares para una sola persona. Pero vivir del Magic es pan para hoy y hambre para mañana.

-¿Por qué se asocia tanto el Magic con el rol?

-Porque lo practican las mismas personas, se vende en los mismso lugares y tiene los mismos distribuidores.

-¿Ya no se lleva el Señor de los Anillos?

-¡Sí! En el rol se lleva muchísimo. Es un clásico.

-¿Hay que ser muy fantasioso?

-Ni mucho menos. Es un hobby como otro, una elección, una válvula de escape.

-En el Open de Barberà los jugadores iban de 12 a 20 años. ¿Es un juego de niños?

-En España no hay jugadores de avanzada edad porque sólo se juega desde 1991. Pero en EEUU encuentras fácilmente jugadores de hasta 50 años.

-Tu eres primer secretario de la JJ.SS. de Barberà. ¿Como liga el rol con el socialismo?

-De ninguna manera. Son dos mundos que yo llevo separados.

-Pues un poco de fantasía no les vendría nada mal a los socialistas.