Miguel Angel Lozano, el portero del milagro

"Da más satisfacción parar un penalty que marcar un gol"

23/ 2/ 1999

 
M.A.Lozano salió de portero 10 minutos y paró un penal

La anécdota de la última jornada futbolística la protagonizó Miguel Angel Lozano Ayala, 20, el ex-jugador de la Unió Deportiva Comerç Creu y el C.E. Sabadell y actual medio campo del Barça B desde los 16 años, quien se tuvo que poner bajo los palos por imperativo técnico.

Era la primera vez que hacía de portero en su vida, pero lo hizo con tan buena fortuna que paró un penal y dio la victoria a su equipo.


"El cese de Paco García Llamas del Sabadell ha sido un error en todos los aspectos"

 

--¿De verdad nunca habías hecho de portero?

--Nunca. Sólo el año pasado en un entreno de pachanga después de ganar al Madrid en el play-off. Me puse un ratito, pero fue broma.

--¿Entonces como te explicas lo de ayer?

--No sé. Una simple anécdota.

--¡Pero si fuiste tu quien pediste al míster sustituir al portero!

--Sí, fue un presentimiento. Yo veía que el equipo hacía un trabajo muy bueno que no se podía ir al traste y se me pasó por la cabeza que yo podría parar ese penalty.

--¿Cómo estabas tan convencido?

--Es que tenía que pararlo. Tenía que ser así. Lo necesitábamos. Era un presentimiento muy claro y me puse la camiseta del Felip, el segundo portero.

--¿Cómo te tiraste tan bien?

--Yo le pregunte al míster y él me dijo que seguramente me lo tirarían por la derecha y por abajo. Era cuestión de tirarse por ahí y probar suerte.

--¿Sólo fue suerte?

--Sí. Yo de cualquier forma me iba a tirar por ese lado porque es el más fácil. Si además el míster me lo confirma pues mejor.

--¿Qué se siente?

--Más alegría que haciendo un gol. Sientes una satisfacción enorme. Después de despejar el balón, miré a mi alrededor, no estaba en ningún lado y ya se me echaron todos los compañeros encima para felicitarme.

--Aún faltaban diez minutos.

--Claro y aún me dispararon dos veces más a puerta. Como sabían que yo no era portero pensaban que cualquier tiro era medio gol. Pero paré los dos (sonríe).

--¿Tienes muchos presentimiento así en la vida?

--No muchos, pero antes de empezar el partido ya le dije a Xavi, que es mi compañero de habitación, que íbamos a ganar por 0-1

--¡Pitoniso!

--No, si fue una tontería. pero ojalá que se vuelva a repetir.

--A partir de ahora la gente te recordará como portero. Igual has echado por tierra tu carrera como centrocampista.

--No, qué va. Eso fue un simple anécdota que va a quedar ahí.

--Con Cruyff, a quien le encantaban los porteros que juegan con los pies, encajarías.

--No, nada. Hesp y Arnau están haciendo un trabajo de gran calidad.

--Van Gaal ha hablado de tí.

--Sí, he escuchado la rueda de prensa. Dice que ya lo sabe todo sobre mi (sonríe tímido). Le habrá dicho algo Ronald Koeman que siempre está con nosotros.

--¿Estás deseando subir a Primera aunque fuera en la situación de Oscar y Roger?

--Sí, yo firmaría estar como están ellos. Pero también es verdad que Oscar y Roger podrían jugar en cualquier equipo del mundo.

--Con tanto holandés en el primer equipo, los ánimos del Barça B estarán por los suelos.

--No. Quieras o no, el Van Gaal también está confiando en la gente. Es el caso de Xavi, Arnau...

--Dicen que el portero del Sabadell, Jordi, tiene un truco para parar los penaltyes. ¿Te lo ha confesado?

--Yo tengo mucha amistad con él y ya sé a que truco te refieres. En el vestuario siempre dice que el truco está en mirar la rodilla del jugador.

--¿La miraste?

--Pues no.

--Te llamaban Redondo por las melenas

--Eso era en el Sabadell. En el Barça B todo es distinto.

--¿Cómo ves este Sabadell?

--Si Dios quiere acabará arriba. Por equipo e identidad tiene que acabar arriba y lo conseguirá.

--Cómo te va con Paco García Llamas?

--Somos muy amigos y me supo mal que lo cesaran. Fue un error. Y aunque Uribarri también es muy bueno, ahora se ha demostrado que echarle fue un error en todos los aspectos. No era su culpa..

--Justo por pecador.