Sancho Caballero, presidente del mercadillo

"Reclamamos más seguridad, pero el Ayuntamiento no nos hace caso"

19/ 2/ 1999

 
Sancho Caballero en el mercadillo del centro

Sancho Caballero Duran, 58, es el presidente de la Asociación de Comerciantes no sedentarios de Sabadell y Comarca, entidad que agrupa a 450 comerciantes, más que Comerç Centre.


"El Ayuntamiento nos manipula como marionetas y se aprovecha de nosotros para reflotar los mercados municipales fracasados"

 

--¿Cómo van los carteristas?

--Pues cada dia más porque nos hemos quedado sin vigilante. Campan a sus anchas. Centenares de veces, cuando la señora va a pagarnos se encuentra sin monedero. Son gente muy hábil y nosotros les conocemos perfectamente, pero el Ayuntamiento no nos ayuda.

--Explíquese.

--Que ya hemos hecho varias propuestas, pero el Ayuntamiento no nos contesta. Nos reuniones mucho, pero no avanzamos nada.

--¿La seguridad es un problema?

--Sí, lo es. Para el público y para los comerciantes. Nosotros reclamamos más seguridad al Ayuntamiento, pero no nos hacen ningún caso. No nos tiene mucha estima.

--Pues ustedes son un sector de peso en el comercio local.

--Sí. Aqui, en el centro sólo somos 87 paradas porque no cabemos más, pero el sábado en Can Rull somos casi 200, más el de la Creu Alta, el de Campoamor...

--Hasta desplazaron la Fira de Santa Llúcia al Eix Macià.

--No por favor eso no fue culpa nuestra. Fue el Ayuntamiento quien decidió que nosotros vinieramos al centro.

--El concejal Fermí Vallbé dijo que ustedes no estaban dispuestos a quedarsen el mercado.

--No sólo estábamos dispuestos sino que lo deseábamos. Un cambio de ubicación justo antes de Navidad no nos beneficiaba en nada.

--¿Venden más en la Plaça del Dr. Robert que en la del Mercat?

--En principio vendemos algo más pero aún esperamos que con el tiempo se consolide porque ahora mismo, este febrero está siendo malísimo.

--¿Entonces por qué vienen?

--Porque el Ayuntamiento es muy riguroso en sus normas. Ahora nos sería más rentable quedarnos en casa, pero el Ayuntamiento nos obliga a venir.

--¿En dos años volverán al mercado?

-- Preferiríamos quedarnos aqui, pero no vamos a luchar por imposibles.

--¿Por qué han de ir siempre detrás del mercado?

--Porque se aprovechan de nosotros.Nosotros siempre intentamos de subir otros sectores.

--¿El mercadillo como locomotora comercial?

--Claro, en Can Rull estábamos en la Plaza Rómulo pero cuando pusieron el mercado municipal aquello fue un fracaso tan grande que nos trasladaron a su lado para auparlo un poco. Lo mismo sucedió con el de Campoamor que fue un desastre para todo el mundo. El Ayuntamiento nos manipula. Siempre se aprovecha de nuestra infraestructura para reflotar los mercado municipales.

--Pues sí que están tensas sus relaciones con el Ayuntamiento.

--Es que nos llevan como marionetas. Nos llevan donde quieren. De verdad que el Ayuntamiento tienen muy poca consideración hacia un sector que contribuye mucho en impuestos municipales. Soportamos una cargas muy fuertes.

--Menos que una tienda.

--Justo al revés. Pagamos más nosotros que una tienda. Yo tuve tienda en la Concordia y pude comparar. Pagamos módulos, impuestos, licencia fiscal, ocupación de vía pública, traslados, vehículos...

--Les acusan de afear el paisaje.

--Eso son gustos. Yo me remitiría a aquellos paisajes de principios de siglo en el Passeig de la Plaça Major. Aquello sí que era un desorden, pero se le llamaba típico. ¡Qué vamos a afear hombre! Nosotros damos vida a la ciudad.

--Algunos comerciantes se quejaron de tanta braga y calzoncillo a las 8 de la tarde en el Racó del Campanar.

--Eso se acabó. Fueron unos horarios navideños especiales.

--¿Venden barato, pero malo?

--De malo nada. Aqui hay primera calidad, segunda calidad y saldos. A la gente no se la puede engañar.

--Algunas tiendas de ropa...

--Muchas tiendas de ropa venden calidad muy inferior a la nuestra, a precios desorbitados. Pero repito, la gente no es tonta.

--¿El palique es imprescindible?

--Yo no tengo palique.

--¿Y el regateo?

--Yo tengo los precios fijos y en cartel. La etnia gitana lo acepta más.

--Una étnicidad.