Augustin Iyako, Televisión Ruandesa

"Estamos haciendo la televisión de la reconciliación"

2/ 2/ 1998

 
A.Iyako, ayer, en Norcros, mostrando la nueva unidad móvil de su TV

El director de la Televisión de Ruanda, el capitán del ejército e ingeniero en comunicaciones tutsi, Augustine Iyako, 42, está estos días en Sabadell para supervisar el montaje y construcción de las dos unidades móviles que construye para ellos la empresa de cooperación de la calle Convent, Norcros.


"Sólo hay 5.000 aparatos, pero cada televisor lo ven 35 personas"

 

--¿Hutu o tutsi?

--Ruandés.

--¿Pero ruandés hutu o ruandés tutsi?

--Ruandés y basta.

--¿Por qué no quiere decirmelo?

--Porque ahora sólo queremos olvidar las divisiones y si decimos a cada momentos a qué raza pertenecemos, estamos volviendo a las divisiones.

--Pero las dos comunidades existen.

--Fueron los padres blancos quienes hace un siglo nos dividieron en razas. Y luego la administración belga la que nos obligó a poner nuestra etnia en todos los documentos. Ellos nos separaron.

--¿Eso se acabó?

--Sí, ahora somos todos uno, ruandeses. Trabajamos por la reconciliación y ya no se pide la etnia para ningún documento de identidad ni pasaporte.

--Pero mandan los tutsis.

--No. En el gobierno hay 23 ministros de los que sólo siete son tutsis.

--¿Y en el ejército?

--En el ejército hay mayoría tutsi,es cierto, pero muchos militares son hutus.

--¿Y eso de que el conflicto ruandés se reduce a una guerra de influencia entre las potencias anglófonas y francófonas?

--No es cierto. La división de la población tiene sus orígenes en el colonialismo en general y viene de mucho antes.

--Pero usted habla inglés.

--Sí, todos hablamos inglés, francés y,sobre todo, el kinyarwanda que es nuestro idioma.

--¿Cuánto tiempo estuvo luchando en el ejército?

--En Ruanda de 1990 a 1994. Pero antes, desde la selva ugandesa otros diez años.

--¿Esa cicatriz en su brazo es una herida de guerra?

--Prefiero no hablar de ello.

--¿Su cargo en la televisión ruandesa es un premio a los méritos de guerra?

--No. Yo soy ingeniero en telecomunicaciones y ya durante la guerra llevaba la radio y televisión en el ejército. Ahora llevo dos años viajando por el mundo para informarme, conseguir material y poner en marcha, desde cero, la televisión que arrasó el genocidio.

--¿Cuál es la diferencia entre esta nueva televisión y la anterior?

--La anterior era un puro instrumento de propaganda en favor del genocidio. Informaba de donde se ocultaban personas que luego eran asesinadas por la guerrilla. La actual está basada en la cultura de la reconstrucción del país.

--¿Y eso qué programación supone?

--Mire, yo tenía una hermana con once hijos. Pues delante del hijo pequeño y unico superviviente mataron a mi hermana y sus diez hijos. Casos como éste son muy frecuentes en Ruanda, pero en la televisión no se hace hincapié en ellos.

--¿Entonces?

--Damos programas culturales, de nuestra historia común, prevención de enfermedades, didácticos. Procuramos reflejar esa nueva sociedad en que hutus y tutsis comparten cerveza en un bar y pupitre en un aula.

--¿Cuánta gente ve televisión en Ruanda?

--Sólo emitimos de 6 de la tarde a 11 de la noche y sólo hay 5.000 aparatos de televisión. Pero, eso sí, cada tele la ven 35 personas, todos los vecinos.

--¿Cuál es ahora el principal problema de Ruanda TV?

--Preparar técnicamente a los trabajadores, que son un centenar.

--¿Qué uso van a dar a estas dos unidades móbiles construidas en Sabadell?

--Sobre todo las necesitamos para las retransmisiones del campeonato de fútbol de los países del Africa Oriental que se celebrará este mayo en Ruanda.

--Si es fútbol: interés general.