Juanjo Alvarez, crack de la publicidad infantil

"Para ser actor hay que ir a Madrid"

23/ 1 / 1999

 
Juanjo Alvarez ha rodado más de 200 spots para TV

Desde los 8 años ha rodado más de 200 spots televisivos. De Colacao a IBM pasando por La Piara, Suavizante Flor, BBV, Tulipán, El Caserío, Movistar, Gallina Blanca, Matutano o Fontesoro. Estos diasse le ve en los anuncios de Tente, Pickers, Erase una vez el hombre y Planeta-Larousse. Todas las agencias de Barcelona valoran su sonrisa automática.

Juan José Alvarez Diaz, 12, de Badía del Vallès, estudia 6º en el colegio La Seguidilla y teatro en Barcelona.


"A mis 12 aņos ya soy demasiado mayor"

 

-¿Has retirado a tus padres?

-No! (responde Candelaria, la madre y manager) que yo trabajo en los Juzgados de Sabadell y él tiene también su libreta.

-¿Te empujan tus padres a que seas un niño anuncio?

­No. También lo hago porque a mi me gusta.

-Cuéntame, ¿cómo empezó todo?

-A los 8 años mi madre me llevó a hacerme unas fotos a Barcelona. El retratista dijo que yo era muy fotogénico y que valdría para la publicidad y nos presentamos a un par de agencias.

-Yo le dije al hombre (ella) que eso de la publicidad tendría mucha pornografía por medio. Pero él me dijo que no, lo probamos y vimos que era verdad.

-¿Mucho casting?

-¡Bu! Esta tarde tengo dos, uno para la Coca Cola y otro para los garbanzos El Hostal.

-¿Vas preparado?

-(la madre) Hazle a este señor como si estuvieras presentándote.

-(Sonríe): Hola me llamo Juanjo, tengo 12 años, voy a 6º de EGB, hago Sociales, Matemáticas y Lengua. Mis aficiones favoritas son el fútbol, el patín de línea y las bicis. Cuando sea mayor me gustaría ser electrónico ingeniero o actor.

-Te lo sabes de memoria.

-Sí. Luego hago los dos perfiles (se levanta y me enseña un perfil y el otro).

-Y siempre te eligen.

-No, siempre no porque hay muchos niños. En los cásting de Kellogs y Tulipán había 400 niños... aunque en ésos sí me eligieron.

-¿Pero qué tienes tu que no tengan los demás?

-No lo sé.

-(Ella) Díle que porque eres espavilado y trabajas bien. ¿No te lo han dicho muchas veces? Le llaman el guapo.

-¿Por qué a los publicistas les gustan tanto los niños con pecas?

-No sé. Son divertidas.

-¿Hay que interpretar?

-Sí, hay que soltarse. Por eso ahora estudio teatro en Barcelona.

-¿Y el cole?

-Por ahora no he suspendido ninguna. Además este año ya sólo hago dos o tres anuncios al mes. Antes hacía cinco o seis. Pero ya con 12 años soy un poco mayor.

-Pero si tienes toda una vida por delante.

-Bueno, quizás a partir de ahora podré anunciar productos más de adolescente. Pero para los de niños cada dia me avisan menos.

-Has rodado para el extranjero, ¿no?

­Sí. Lo hago en Barcelona, pero se pasan en Francia, México, Portugal... Para Arabia he anunciado el Tab tres años seguidos.

-Te doblan, claro.

-Claro, pero yo también doblo manos. Como la mayoría de niños se muerden las uñas y yo no, muchas me filman sólo las manos.

-¿Puedes reir si te lo pido?

-Ja-ja-ja (como vergonzoso , tapándose la boca, muy mono).

-¿Qué es lo más difícil que has tenido que hacer?

-El de Tente que me subieron a una grúa para que volara como un astronauta. Me mareé.

-¿Te gustaría ser Edu?

-No. Ya le conozco de los casting y es un repipi. Se lo tiene muy creído. Para mi esto solo es un trabajo.

-¿Mejor chico Martini?

-Sí, pero sin gafas porque toda la expresión está en la mirada.

-¿Se puedes saltar a la fama por un anuncio?

­Sí, una niña de 13 años que se llama Laura y que hizo conmigo el anuncio de Larousse, ahora presenta un programa infantil en Tele-5. Pero para ser actor hay que ir a Madrid que es donde están todas las productoras y yo no puedo. Para mi la familia es lo primero.

-Ahora en un anuncio se ve a una chica sentada en el váter.

-¡Eso no! (la madre). Ya le propusieron desnudarse para un libro de medicina y yo dije que no.

-Pornografía, no!