Miguel Jiménez, campeón de maquetas

"Tengo el futuro muy presente y lo represento con el pasado"
13 / 09 / 1997
.. en camí..  
M. Jiménez, uno de los mejores modelistas de España, en SBD
La verdadera pasión de este licenciado en Bellas Artes por la Univesidad de Salamnaca, el pamplonica residente en Barcelona, Miguel Jiménez Martín, 23, que se gana la vida diseñando portadas para el sello discográfico Max Music, es el maquetismo. 

Considerado entre los mejores modelistas de España, ha construido más de 300 maquetas en su vida, ha ganado una treintena de concursos, es colaborador de la revista Todo Modelismo y viene una vez por semana a la tienda Ludo-Hobbies de la calle Sant Pere para impartir cursos de dioramas, aerografía y modelismo.


"Toda mi vida he luchado para que el modelismo sea un medio de expresión y no mero coleccionismo"

--¿Esto es para jóvenes  muy-muy jóvenes?
--¡Que va! Lo que más me ha sorprendido es que en los talleres de Sabadell me vienen gente hasta de 30 años.
--¡Qué viejos!
--Hombre para el modelismo, un poco (sonríe). Pero nunca es tarde.
--¿Para qué sirve una maqueta?
--A mi me sirven para expresar sentimientos. Yo, como el que pinta un cuadro, pretendo que la gente que vea mi maqueta sienta lo que yo sentía al hacerla.
--¿Por ejemplo?
--Por ejemplo la imagen de un tanque abandonado en el fondo marino de las costas japonesas que vi en un documental de Costeau me impresionó de tal manera que inmediatamente quise reconstruirlo.
--¿Resultó?
--Sí, oxidado y con todos los detalles, porque toda mi vida he luchado para que el modelismo sea un medio de expresión, un arte y no mero coleccionismo.
--¿Un tanque hundido expresa algún sentimiento?
--Miles: máquina abandonada por el tiempo, evolución de la tecnología, muerte del futuro. Yo el futuro siempre lo tengo presente y lo represento con maquetas del pasado...
--...perdón, ¿puedes repetir eso?
--Mi vida siempre ha ido enfocada a pensar en el futuro y cómo, desde mi pequeñez, puedo solucionar los problemas del mundo. Para ello procuro aprender del pasado. Si no fuera por la Segunda Guerra Mundial, hoy no tendríamos reactores. Todo lo que ha acontecido desemboca en la actualidad y nos lleva al futuro.
--¿Alguna de tus maquetas refleja ese pensamiento?
--Precisamente ésta que te he traído, ¿ves? Es un tanque de la 2ª Guerra Mundial abandonado en un bosque francés con un punky de los 80 pintando Anarchie en grafiti.
--¿Más tanques?
--También toco fantasía, medieval y vehículos civiles, pero lo militar es lo que más pide la gente.
--¿Cuál es esa maqueta que no te sacas de la mente?
--Tengo un recuerdo buenísimo de la primera que presenté a un concurso  que además gané en Pamplona, cuando tenía 13 años. Era la típica escena de unos mecánicos arreglando un coche en un taller.
--¿Cuáles son los materiales?
-Todo sirve si sabe emplear. Corcho, tierra, silicona, plásticos, foam, muelles, celofán, maderas... ¡todo!
--¿Qué teneis que aprender de los pesebristas o ellos de vosotros?
--Nada porque son dos campos totalmente distintos.
--También hacen dioramas.
--Yo de pequeño flipaba con los belenes y, en parte, lo mío también me viene de ahí. Pero el modelismo es mucho más preciso en detalles, más riguroso, todo un mecanismo de relojería.
--¿Por ejemplo?
--Sólo con la pintura puedo representar todo tipo de texturas y formas volumétricas, desconchones, desgastes, óxidos, moho o húmedades. Los pesebristas a todo eso no le dan mucha importancia.
--¿Tampoco tienes nada que aprender de los modelistas aeronavales?
--Yo tengo que aprender de todo el mundo y mucho. Y de los modelistas de aviones más todavía. Los hay que se han pasado toda la vida haciendo Harriers. Seguro que aún son más precisos que yo.
--¿Cuánto tiempo puede llevar una buena maqueta?
--Varios meses durante varias horas cada dia. Y cuando te acuestas aún sigues pensando.
--¿La mejor maqueta de otro autor?
--Las que hacen mis alumnos de Sabadell. Me han sorprendido. Y en Madrid hay verdaderos genios, no tanto de la pintura como del montaje.
--Pero díme una.
--Aun no he visto la maqueta que me quite el sueño, ni siquiera de las mías. El dia que exista estará en un museo entre un Picasso y un Goya.
--¿Y con la que sueñas?
--La que haga cambiar la mentalidad de la gente, haga el mundo menos cutre, y permita ayudarnos más unos a otros.
--Muy-muy jóvenes.