CHRISTOPH KRAEMER web adúltera ASHLEY MADISON : «Sabadell es la tercera ciudad más infiel de Catalunya»

Ashley Madison es una web de contactos sólo para casados-as que incita a la infidelidad en secreto. Ya tiene 13 millones de miembros registrados en el mundo, más de  6.000 en Sabadell.
El director de Ashley Madison en España, Alemania, Suiza y Austria, el historiador por la universidad de Yale y máster empresarial por ESADE, el franco-alemán Christoph Kraemer, 38, ha venido a Sabadell para explicarlo.
¿Le parece bonito destrozar matrimonios?
O salvarlos.
¿Me está diciendo que la infidelidad secreta salva matrimonios?
En muchos casos sí.
Venga ya.
Cada día nos llegan testimonios de usuarios que nos dicen «mi aventura en Ashley Madison me ha devuelto la chispa en mi vida y en mi pareja» o bien «me he dado cuenta de lo bueno que tengo en casa».
¿Hay que salir para valorarlo?
Cuando la rutina se apodera de nuestra vida, olvidamos lo bien que estamos.
¿Hay infidelidades consentidas?
No. Lo suyo es ocultarlo a la pareja. Lo que nosotros proponemos es una aventura extramatrimonial discreta.
¿Cómo garantizan la discreción?
Hay normas. La mayoría de aventuras son en el entorno habitual y en el trabajo. Es un error enorme que sólo conduce a la catástrofe.
¿Entonces?
Si has de hacerlo, hazlo bien y lehjos de casa para no hacer daño a nadie.
¿Cuáles son las normas?
No dejar rastro digital. Antes era el pintalabios en el cuello de la camisa. Hoy son los SMS, Whatsapp, emails, pago de hotel con tarjeta… la mayoría se descubren por ahí.
Un ejemplo.
Una mujer le preguntó a su amiga cómo le había ido la aventura con su «yogurín» a través del muro del Facebook. Pensaba que le enviaba un mensaje privado y se enteró todo el mundo.
Es que el Facebook es muy suyo.
En el Reino Unido, Facebook ya es el culpable del 20% de divorcios.
¿Somos muy infieles en Sabadell?
En la provincia de Barcelona tenemos 80.969 usuarios de los que 6.354 dicen ser de Sabadell. Quizás hay más y dicen que son de Barcelona.
¿Eso en qué lugar nos deja en el ránking catalán?
Sabadell es la tercera ciudad más infiel de Catalunya después de Barcelona (49.983) y Terrassa (6.731) y antes de Badalona (6.303) y Hospitalet (6.272).
¿Más hombres que mujeres?
La infidelidad, en general, se da a partes iguales. Pero en nuestra web tenemos un 60% de hombres y un 40% de mujeres. Ellas van con más cuidado.
Para registrarse pedís preferencias ¿Qué tipo de hombre buscan ellas?
Estadísticamente y por este orden: Alguien que odia la rutina, de complexión atlética y creativo y audaz.
¿Qué buscan los hombres?
Por este orden: Alguien tipo la vecina de al lado, alguien con elevado apetito sexual y relajado y de trato fácil.
¿Cómo hay que presentarse para caer en gracia?
Tanto ellos como ellas buscan la atención que no encuentran en casa. O sea que hay que presentarse con sentido del humor, buena educación, halagos y discreción.
¿Con vuestra web Straus Khan dejaría tranquilas a las camareras?
Seguro que sí porque cuando estás de viaje te permite buscar alguien por la zona.
¿Si registrarse es gratis, dónde esta vuestra negocio?
El usuario sólo paga por iniciar el contacto. Por 49 euros puedes conocer a unas 25 personas.
¿Y si contactas una profesional?
No está permitido. Nos enteraríamos a la primera cita.
¿Y si te ligas a tu esposa-o?
Pues cuando se encuentren en la cita supongo que se pondrán a reir y dirán: tenemos que hablar.
¿Vosotros no tenéis crisis?
Al revés, la crisis nos beneficia. Como la gente no tiene dinero para divorciarse, busca en Ashley Madison.
A río revuelto…

COSAS DE REYES

Se le ocurrió colgar una lona gigante en la Gran Via de Madrid anunciando su web con las fotos de tres supuestos adúlteros: Clinton, el rey de España y el Príncipe Carlos de Inglaterra. El slógan era ¿Qué tienen estas ‘realezas’ en común?
«Nos la descolgaron en tres horas (dos más que la de Berlusconi en Italia), pero se habló tanto en los medios que notamos un súbito crecimiento de usuarios».
Las tres horas más eficaces en lona publicitaria.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.